27 de enero de 2013

Censo de embalses en la Comunidad Valenciana: Forata (y otros)

Enfrascado en los preparativos del Día de los Humedales, caigo en la cuenta que queda por reflejar en este cuaderno de campo los datos obtenidos en el censo de embalses de la Comunidad Valenciana, organizado por la SVO, en el que participe junto a varios compañeros de la Asociación: Javier Armero, Marco Matilla y Julio Llorens.

El embalse de Forata y las balsas de El Pontón eran nuestros objetivos. Pero añadimos a ellos unos pequeños azudes en el río Magro a su paso por el término de Utiel, y próximos a la localidad, que Javier conoce bien y nos quería enseñar: "El Senillar".

Comenzó el día temprano, esperando que Javier me recogiese, y ya desde primera hora y aún sin luz comencé a hacer mis primeras anotaciones: trinos de mirlos y lavanderas blancas en la Avenida del Cid dentro de la propia ciudad de Valencia.

Animada charla por el camino sobre interesantes lugares de "pajareo" en la comarca de Utiel-Requena, que Javier conoce bien y a mi me interesa descubrir, y llegamos a Buñol donde nos espera Marco. Tras breve parada para tomar un reconfortante café, aunque no hace el frío intenso de días atrás, reanudamos camino hacia Forata donde nos reuniremos con Julio.
Este tramo del camino nos entristece puesto que atravesamos las calcinadas montañas de la comarca tras el pavoroso incendio del pasado verano mientras comentamos como habrán afectado a los nidos de diversas especies de rapaces, y otras aves,  cuyo emplazamiento conocemos.

Pero llegados al pantano, y equipados ya con prismáticos y telescopio, se nos olvidan pronto las penas al empezar a descubrir que michas aves siguen aquí. La pareja de cernícalos que Marco tiene controlada en la propia presa se hace notar a tan temprana hora con sus vuelos y agudos reclamos.
Allá abajo, en el aliviadero, algunas gallinetas, y entre los pinos quemados y algunos rodales que se salvaron de las llamas escuchamos pinzón vulgar, verdecillo, carbonero común y el repentino "relincho" del pito real.
Embalse de Fortata
Embalse de Forata y Sierra Martés
Pero es momento de centrarse ya en las acuáticas que invernan en el embalse y, desde el muro de la presa, podemos contar 8 somormujos, 14 ánades reales y, en un golpe de suerte, 2 andarríos grandes en la orilla norte. Valorando ya la posibilidad de cambiar de emplazamiento para dirigirnos a la cola, aparece un grupo de 17 cormoranes grandes que se dejan caer cerca de la presa. Parte de ellos permanecerán en la zona e incluso ganarán la orilla, pero parte de ellos continúan moviéndose en el agua en busca de peces o con cortos desplazamientos en vuelo. Datos de otros años, con números de 3 dígitos, hacen que esta cifra nos parezca realmente pobre.
Julio; Marco y Javier localizando aves en el embalse 
Marco, Javier y Julio haciendo recuento de los ejemplares de cormorán
Y ya abandonando la presa, aparece un gran bando de aviones roqueros (al menos 30) que, si bien son habituales ene esta  época en zonas costeras, se nos hacen algo extraños por aquí en estas fechas.

Desplazados a la cola del embalse descubrimos que el nivel de agua es bajo y que el bosquete de tarays que habitualmente sirve de refugio a fochas, zampullines, somormujos y anátidas, está completamente seco y por tanto no hay rastro de estas especies.

Sin embargo, el rato que pasamos oteando la zona desde los cerros que rodean esta parte del pantano, nos regala la observación de una pareja de gavilanes. El macho pasa ante nuestros ojos en un fugaz vuelo raso sobre los matorrales de la ladera donde nos apostamos, o mejor dicho, sobre sus esqueletos carbonizados. Mientras la hembra ciclea a mayor altura unos metros más abajo.
Junto a ellos observamos un bando de 9 palomas torcaces (y alguna más con posterioridad), bandos de fringílidos ( verdecillo, jilguero, ...), cogujadas montesinas, decenas de zorzales comunes (aunque es posible que algún charlo o alirrojo se cuele entre ellos) y algún carbonero común, mirlo, petirrojo, ...

Regresamos a la presa, y tras despedir a Julio, buscamos el camino que, atravesando los calcinados montes de Yátova, nos lleve a la carretera que, por Hortunas y La Portera nos conduzca hasta a El Pontón. Y mientras los GPS buscan su señal, súbitamente, aparece la silueta del Aguila-azor perdicera sobre uno de los cerros al norte de la presa. Constituye esta observación una alegría, pues parece confirmar que no han abandonado el territorio que regentan desde hace unos años a pesar del incendio ... aunque es algo que tendremos que comprobar.

Por el camino pocas sorpresas (urraca, zorzal charlo, perdiz roja, ...) y muchas anécdotas que compartir, hasta llegar a El Pontón, donde sus balsas nos deparan nuevas especies. 
Un mínimo de 12 zampullines comunes se refugia del viento bajo un solitario y reseco sauce. Solo una agachadiza común y un martín pescador comparten con ellos la laguna "pequeña", si exceptuamos un par de lúganos posados fugazmente en la valla.
En la "balsa grande" con un bajo nivel que deja una amplia playa, 5 avefrías, al menos 7 andarríos grande, 66 ánades reales y una pareja de cerceta común.

Andarríos grande
Avefría
  Y antes de volver a casa un corto desplazamiento nos acerca a Utiel y a "El Senillar". Aparcado el coche en las calles de la localidad remontamos el encauzado río Magro rodeado por huertos y cultivos de frutales pero que, en algunos tramos represados, conserva espacios de carrizal donde nos podríamos llevar alguna sorpresa.
En el cauce 2 nuevos andarríos grandes, al menos 4 Agachadizas comunes, y varias gallinetas.  Entre este y sus muros:  bisbita común, mosquitero común, colirrojo tizón y la primera sorpresa: bisbita alpino. Visitante asiduos de zonas húmedas en invierno me resulta curisoso observarlo sobre los muros de hormigón.
En los campos que flanquean el río: pardillo común, cogujada sp., gorrión común, pinzón vulgar, estornino.. y la segunda sorpresa: un pequeño bandito de, al menos, 5 escribanos palustres.

Contentos con las observaciones y animados por la compañía regresamos a Buñol para dejar a Marco imaginando proyectos para la comarca que quizá algún día tengamos tiempo de materializar.

Y continuo camino a Valencia con Javier, del que me despido ya en la ciudad, con la satisfacción de haber colaborado de nuevo en un proyecto de la SVO y haber gozado de unas horas en compañía de excelentes compañeros ornitólogos.

   



15 de enero de 2013

The Big Year 2013 ... desde mi ventana!!

Vivir en una ciudad no significa que no se puedan observar aves. En este mismo blog he narrado algunas experiencias de encuentros con ellas en las calles, los parques, ... (avifauna-urbanaavifauna-urbana-2avifauna-urbana-3)

Por ese motivo decidí inscribirme en esta modalidad tan particular que es "desde mi ventana" en el apasionante reto del The Big Year Spain 2013
No utilizaré comederos ni similares simplemente porque es imposible que pueda instalarlos en un balcón de apenas 3 m2.
Pero disfrutaré asomándome a ella cada mañana para observar el cielo y estaré atento a lo que se mueva, cante o píe por aquí.

No espero grandes sorpresas, ni una lista demasiado extensa de avistamientos, pero sí os aseguro que sabréis que aves se pueden ver en este trocito del cielo de la ciudad de Valencia.

De momento ...


Apuntes rápidos de unos minutos junto al mar en el Faro de Cullera


 Día 11, viernes, 13,30 h. Acabo de terminar una reunión con el técnico de turismo del Ayuntamiento de Cullera y, antes de volver a Valencia, decido acercarme al Faro para ver si hay suerte con las pardelas. En los foros este año se habla de presencia escasa, ausencia de balsas, ...
Igual están esperando a que yo pase por allí.
Durante el primer cuarto de hora no hay movimientos aparentes salvo los de algún cormorán grande pescando o desplazándose. Algunas gaviotas sí están posadas sobre el mar.
Parecen grandes pero a tanta distancia no distingo la especie.
De repente un inesperado acompañante!! Un conejillo pasa por delante de mi y, tras mirarme, decide seguir su camino ocultándose de mi vista para ramonear algunas hierbas.

Al levantar de nuevo la vista veo un primer tren de pardelas. Solo cuento 5 en imagino que son pardelas baleares aunque con la distancia no puedo precisar. Más tarde otro grupo de 7 en la misma dirección norte.

Un poquito más tarde dos nuevas especies de aves marinas se añadirán rápidamente a mi lista del The BigYear Spain 2013: charrán patinegro y negrón común.     Es esta última, especie prácticamente nueva para mí, porque aunque pude ver un grupo de ellos el año pasado frente a la gola del Perelló durante el censo de aves marinas, no llegue a apreciar a los individuos como pude hacerlo esta vez.                   Tres hembras se dejaban ver muy próximas a la costa frente a la playa de El Dosel y otro bando 16 ejemplares volando sobre el mar. 

A las primeras las fotografié a placer, aunque la calidad de las imágenes parezca decir contrario.   
En la vegetación de "tarays"que hay junto a la playa del Dosel muchos pajarillos: curruca capirotada y cabecinegra,  lavandera blanca, colirrojo tizón, petirrojo, gorrión común, ...
Y  mientras yo andaba ocupado intentado fotografiar a alguno de ellos , el potente reclamo del cernícalo vulgar resonó sobre mi cabeza. 

Alcé los ojos al cielo y pude ver como una hembra de uno de estos "halconcilllos" pasaba sobre mi portando en las garras una captura. Se dirigió a una ventana donde se posó y, tras unos instantes cerciorándose de que no sería interrumpida comenzó a desplumarla como se puede observar en el vídeo.


video

Una experiencia única que no se tiene la oportunidad de presenciar todos los días.

El final de la historia no os la puedo contar porque otro cernícalo vulgar apareció en escena. Se produjo entonces una algarabía y una persecución entre ellos hasta que ambos se perdieron de mi vista.

10 de enero de 2013

The Big Year Spain 2013 ... por la Albufera de Valencia


El Parc Natural de la Albufera de Valencia es sin duda uno de esos lugares privilegiados para los amantes de las aves, donde se puede observar cantidad y variedad de aves todos los meses del año.
Pero los meses invernales son especialmente apasionantes por la cantidad de aves acuáticas, o ligadas a humedales, que se concentran en los diversos hábitats que conforman este espacio tan próximo a la ciudad de Valencia.

Para los que tenemos la suerte de vivir cerca de este enclave, es un lugar de "pajareo" habitual por lo que no serán pocas las visitas que le haré este año y que seguro que me permitirán añadir bastantes especies a mi lista del The Big Year Spain.

Ayer se me presentó la oportunidad de realizar la primera visita de este 2013 con motivo de mi participación en el CENSO DE AGUILUCHO LAGUNERO (Circus aeruginosus) EN DORMIDEROS DEL P.N. L’ALBUFERA DE VALENCIA y en apenas 3 horas pude alcanzar las 50 especies en mi lista añadiendo casi 20 especies nuevas.

Comenzaron las anotaciones nada más abandonar la ciudad y tomar la autovía que conduce al interior del Parc Natural ya que había quedado con dos compañeros de la SVO en el observatorio del centro de visitantes del Racó de l'Olla.En la desembocadura del nuevo cauce del Túria la Gaviota reidora y el Cormorán grande pasaron a la lista de observados. A continuación, en los campos inundados entre Pinedo y El Saler, y sin detener el vehículo, pude anotar Garza real, Garceta común y Garceta grande.
Más adelante, cerca ya del lago, Focha común y Gallineta. Me fallaron en esta ocasión los zampullines comunes pero si pude observar entre los bandos de estorninos la presencia de ejemplares de Estornino pinto.
El camino de acceso al Centro de interpretación de el Racó desde las antiguas caballerizas varias especies de paseriformes podrían haber subido a la lista si no hubiesen sido anotadas con anterioridad así que solo añadí Carbonero común y Mosquitero común.Ya situado en el espectacular oteadero que es la torre del observatorio, pude añadir varias especies de anátidas a la lista: Pato cuchara, Porrón común, Cerceta común, Pato colorado y Tarro blanco.
A partir de ese momento la atención se fijo en el censo de Aguilucho lagunero (con más de 400 ejemplares) aunque se dieron otras observaciones interesantes como las de enormes bandos de Moritos (alrededor de 800 contabilizados) y un nutrido grupo de Flamencos que, según comentarios de Terri, momentos antes habían estado realizando paradas de cortejo e incluso alguna cópula.

Otras rapaces como Busardo ratonero y Cernícalo vulgar también se dejaron ver.

Ya de vuelta y sin apenas luz, aún pude distinguir sobre los palos que utilizan los pescadores para fijar sus redes a la altura de la Gola de Pujol, la inconfundible silueta del Charrán patinegro apostado sobre algunos de ellos.

El camino de vuelta por las carreteras secundarias con la esperanza de toparme con alguna rapaz nocturna no tuvo recompensa pero no alteró el buen sabor de boca de esta magnifica tarde tanto en lo ornitológico como en lo estético con una impresionante puesta de sol que comparto con estas modestas imágenes.


Anátidas en el Racó de l'Olla

Anátidas en el interior de la Mata del Fang 

Garza real sobrevolando la Mata del Fang

Bando de Moritos 

Aguilucho lagunero entrando al dormidero de la Mata del Fang



Bandos de anátidas a la puesta del sol 



3 de enero de 2013

The Big Year 2013. Si queréis ... llamadme "twitcher"!!

THE BIG YEAR SPAIN 2013. Impulsando la conservación y estudio de las aves

Sin ánimo de competir, y mucho menos de vencer, pero sí con mucha ilusión por participar en un evento como este; me he inscrito en "The Big Year Spain 2013".
Es una iniciativa de Tundra Ediciones  que pretende "promover la observación de aves y la implicación activa en su estudio y conservación, así como de hacer de vehículo para la difusión de información sobre estos temas" y que tiene su origen en una tradición de los "birders" americanos.
Os recomiendo http://thebigyearspain.blogspot.com.es/p/presentacion.html para informaros un poco más acerca del evento.


Este concurso no va a significar demasiada novedad en mis hábitos de "pajareo", puesto que mis salidas al campo ya tienen habitualmente el objetivo de registrar las especies que observo o escucho para estudios o programas de seguimiento de aves (SACRE, NOCTUA, Atlas, Censos, ...) de SEO-Birdlife o la SVO (Sociedad Valenciana de Ornitología).
Y cuando no es así, y las salidas al campo son por puro placer ornitológico, es en este modesto blog de aficionado donde acabo registrando y comentando todas las observaciones.

Pero si va a significar una motivación extra para "escaparme" a observar aves siempre que encuentre el momento, o para no dejar escapar ninguna de las que se observen desde el balcón de casa ya que me he inscrito también en esta modalidad.

Y dicho esto, ahí van las primeras de la lista general observadas el primer día del año en Alborache (Valencia) y en los 2 días siguientes en los parques de Madrid y desde el vehículo circulando por la A-3.





Gorrión común (hembra) en las calles de Madrid
Gorrión común (macho) en las calles de Madrid

Herrerillo común en los jardines del Museo del Prado (Madrid)