8 de febrero de 2018

EL GRAN AÑO en #WILDMALILLA


El barrio de Malilla fue una zona de huerta andalusí ligada a la Alquería musulmana de Russafa en tiempos medievales. Así se mantuvo hasta el siglo XIX en que se unió a la ciudad de Valencia. Aún así mantuvo este carácter rural hasta el siglo pasado en el que, poco a poco, comenzó su transformación. La invasión de las infraestructuras y el crecimiento urbanístico de la ciudad de Valencia ha ido engullendo la huerta que originariamente ocupaba casi todo el barrio. Así se han ido perdiendo las zonas de cultivos, las alquerías, las acequias, ... que se mantuvieron hasta el último PAI ejecutado recientemente. Tan solo un pequeño triángulo pervive y se sigue cultivando en la zona sur.

Aún así, en parques, bulevares, descampados y sobre tejados y antenas encontramos - sabiendo mirar y escuchar - que las aves continúan presentes en el barrio.




Este año, algunos pajareros que vivimos o trabajamos en Malilla  nos hemos propuesto hacer un "Gran Año" de forma colectiva.

El objetivo, además de "pajarear" en esta modalidad que llamamos "pajareo urbano" y del reto que supone el conseguir observar el máximo número de aves; es dar visibilidad a la riqueza de especies de aves que pueden encontrarse incluso en ambientes urbanos.
De este modo queremos colaborar con ONGs como SEO Birdlife que trabajan por poner de manifiesto la importancia de conservar esta biodiversidad urbana de la que las aves son su cara más visible.

De momento, y solo el primer mes del año, así va la lista:

Cormorán grande continental
Garcilla bueyera
Garceta común
Cernícalo vulgar
Gaviota reidora
Gaviota patiamarilla
Paloma bravía
Paloma torcaz
Tórtola turca
Cotorra de Kramer
Cotorra argentina
Abubilla
Avión roquero
Bisbita pratense
Lavandera cascadeña
Lavandera blanca
Petirrojo europeo
Colirrojo tizón
Tarabilla europea
Mirlo común
Curruca cabecinegra
Curruca capirotada
Mosquitero común
Carbonero común
Urraca común
Estornino negro
Estornino pinto
Gorrión común
Pinzón vulgar
Serín verdecillo
Verderón común
Jilguero europeo
Aratinga de Máscara roja

TOTAL 33









Observadores: Ana Abad, Pablo Vera  y Virgilio Beltrán

28 de julio de 2017

Birding en Aragón


El 19 de julio mi amigo Manuel Maynar informaba de la presentación en Riglos (Huesca) del "Club de Producto Birding Aragón", en el que ha trabajado junto al Departamento de Turismo de esa Comunidad y a la Asociación Profesional Aragonesa de Turismo Ornitológico y Ecoturismo a la pertenecen dos excelentes profesionales y amigos: David Cayuela (Birding Teruel) y Javi Mañas (Allucant).

Curiosamente ese mismo día viajaba yo hacia esas tierras a pasar una semana disfrutando de las montañas pirenaicas, sus pueblos, sus ermitas e iglesias románicas y, obviamente, también de sus aves.

Según la prensa, en esa presentación se afirmaba que "Aragón cuenta con la existencia de especies singulares, variedad de hábitats, espacios naturales tranquilos y poco modificados e infraestructuras y equipamientos preparados para la observación de aves".

Yo en esta ocasión no centré mi visita en los valles orientales del PN de Ordesa (Gargantas de Escuain y Pineta) y el Valle de Gistain (o Chistau) aunque previamente también tuve tiempo de recorrer el Valle de Hecho, de subir hasta el Refugio de Lizara en Aragües del Puerto y llegar  hasta "La Chorrota" con Manuel como cicerone.






















Pude comprobar la existencia de la gran diversidad de aves puesto que, incluso sin abandonar el ambiente pirenaico excepto en el trayecto entre Jaca y l'Ainsa, observé más de 60 especies de aves.
Entre ellas pude contemplar Quebrantahuesos, Escribano cerillo, Carbonero palustre, Chova piquigualda, Mirlo acuático, Acentor común, Camachuelo común, Reyezuelo sencillo, Agateador euroasiático, Alcaudón dorsirrojo, Milano real  y Verderón serrano. Todas ellas aves realmente singulares, al menos para mi, que me permitieron  añadir 10 especies nuevas de una tacada a mi lista "THE BIG YEAR" de este año.


























Además en muchos de los espacios encontré información sobre especies de aves y miradores preparados para observarlas y, quizá aún más sorprendente, encontré Guías de Aves de Aragón en alguno de los centros de visitantes de espacios culturales.

Como profesional de Turismo ornitológico me alegro de que nuestro sector se desarrolle y de que nuevos destinos de birding se unan a la extraordinaria oferta de nuestro país y además lo hagan de la forma en la que lo está haciendo Aragón y, en breve, lo haremos en la Comunidad Valenciana.