24 de abril de 2011

Vencejos reales sobre Barcelona

Recuerdo perfectamente que la primera vez que vi una de estas aves, tenía yo 14 años y me encontraba en Barcelona con mis padres en una la última parada de regreso de un viaje a Italia.
Recuerdo que me sorprendió verlos por las calles de Barcelona puesto que, al no haberlos visto antes en las excursiones por los lugares habituales de mis "campeos", me imaginaba que serían pájaros difíciles de observar.
Pensé incluso que me habría equivocado y hasta que no llegue a casa y pude comprobarlo en la guía de campo, no di por buena mi observación.
Ayer, de nuevo en Barcelona, pero esta vez sobre el castillo de Montujuic; un pequeño grupo de 6-8 vencejos reales (Apus melba) de alargada figura e inconfundible diseño de blanco vientre, me hicieron recordar aquel momento.
Evolucionaban por encima de las gaviotas patiamarillas con las que, quizás, comparten los acantidalos sobre el puerto de este emblemático parque barcelonés.
Pude escuchar también su voces en vuelo. Era la primera vez que lo hacía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario